Derecho

Introducción

Los derechos de los pueblos indígenas están consignados en un capítulo especifico de la Carta de 1988 (título VIII, “De la Orden Social”, capítulo VIII,  “De los Indios”), además de otras disposiciones dispersas en todo el texto constitucional y un artículo en los dispositivos transitorios.

Se trata de derechos marcados por lo menos por dos innovaciones conceptuales importantes con relación a constituciones anteriores e al llamado Estatuto del Indio. La primera innovación es el abandono de una perspectiva asimilacionista, que comprendía a los indígenas como una categoría social transitoria, condenada al desaparecimiento. La segunda es que los derechos de los indígenas sobre sus tierras son definidos como derechos originarios, lo que significa que son considerados como anteriores a la creación del propio Estado. Lo que deriva del reconocimiento del hecho histórico de que los indígenas fueron los primeros ocupantes de Brasil.

La nueva Constitución establece, de esta forma, nuevos marcos para las relaciones entre el Estado, la sociedad brasileña y los pueblos indígenas.