Localización y extensión de las TIs

El Brasil tiene una extensión territorial de 851.196.500 hectáreas. O sea, 8.511.965 km2. Las tierras indígenas suman 691 áreas, ocupando una extensión total de 113.190.570 hectáreas (1.131.906 km2). De esta forma, el 13.3 % de las tierras del país les están reservadas a los pueblos indígenas.

La mayor parte de las TIs se concentra en la Amazonía Legal: son 422 áreas, 111.401.207 hectáreas, representando el 22,25% del total del territorio amazónico y el 98.42% de la extensión de todas las TIs del país. Lo restante, un 1.58%, se extiende por las regiones Noreste, Sudeste, Sur y el estado de Mato Grosso do Sul.

Esta situación de flagrante contraste puede ser explicada por el hecho de que la colonización del Brasil fue iniciada desde su litoral, lo que levó a confrontaciones directas en contra de las poblaciones indígenas que allí estaban asentadas causando un enorme despoblamiento con la consecuente desocupación de las tierras que hoy están en manos de la propiedad privada. A los indios les restan diminutas porciones de tierras conquistadas a duras penas. Por ejemplo, la tierra guaraní Aldeia Jaraguá posee sólo dos hectáreas de extensión, lo que imposibilita que sus habitantes puedan vivir de su suelo.

Hay voces disonantes en relación al tamaño de las TIs en la Amazonía, alegando que habría “mucha tierra para pocos indios”. Esos críticos olvidan que los indios tiene que obtener todo su sustento de la tierra. Muchas veces, las TIs tienen grandes sectores no productivos en términos agrícolas y sufren diversos tipos de impactos.